Generando hombres excelentes

Generando hombres excelentes

Por Carmen Uribe

En la última reunión del IntelliMen, hombres de todas las edades aprendieron la importancia de mantener una relación sólida con Dios, pues esa que les ayudará a vencer los reveses de la vida, así como en convertirse en aquellas personas exitosas que alguna vez anhelaron ser, o bien, mantener su éxito por un largo tiempo.

La oración, por ejemplo, es un canal que conecta al ser humano con Dios. Por lo tanto, un IntelliMan, hombre inteligente, debe incluirla en su día a día como una herramienta fundamental para vencer al mal. El Rey David deja en evidencia su importancia al decir: “Oh Señor, de mañana oirás mi voz; de mañana me presentaré delante de Ti, y esperaré” (Salmos 5:2).

Durante el evento, justamente se realizaron oraciones en favor de los presentes por diversos motivos. Asimismo, se dio un mensaje que les ayudará a ser excelente en todo lo que hacen y se presentó el relato de un joven que llegó mal a la Universal, pero que a través de los desafíos semanales que este proyecto ofrece, cambió su manera de pensar y actuar.

Te invitamos a conocer su historia en esta misma página.

Del mismo modo, te recomendamos acudir a la siguiente reunión del IntelliMen que se lleva a cabo en nuestra sede nacional en Tacubaya y en distintas partes de la República. Mantente al tanto de nuestras redes sociales donde te informaremos la fecha exacta.

 

 

“Me cortaba los brazos con tal de «sentirme bien»”

 

Mi depresión comenzó a los 11 años debido a que mi padre nos abandonó. Como una forma de aliviar mi dolor, me cortaba los brazos, pero después, volvía a sentirme igual. Sentía que nadie me comprendía y que era mejor suicidarme, pues al final, parecía que los problemas no iban a tener fin.

Un día, ella me llevó a la Universal, fui más a fuerzas que de ganas. El pastor se acercó a mí para invitarme a hacer los desafíos del IntelliMen con él, los cuales no sólo beneficiaron en relación a la convivencia con mi madre, también hizo que me acercara más a Dios y que dejara de cortarme para “sentirme bien”.

En las reuniones mensuales del proyecto, aprendí que debía perder para ganar, así que decidí alejarme de todo lo que pudiera hacerme recaer.

Ahora el Señor Jesús es mi razón para vivir, el motivo de mi alegría. Por eso, quiero ayudar a otros jóvenes para que cambien de vida. Es increíble que la gente que me conoció antes, ve el cambio que hubo en mí”, Yeshua Rodríguez.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Tal vez te interese: Todos los hombres … ¿son iguales?

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/04/07/generando-hombres-excelentes/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games