Las redes sociales y el peligro de la falsa felicidad

Las redes sociales y el peligro de la falsa felicidad

Por Departamento Web

A más de tres millones de personas les gustó la foto de una ropa de mezclilla que el jugador de fútbol Neymar publicó en su cuenta de Instagram, más de 60 mil comentaron esa misma imagen. A otros 3 millones les gustó la foto de un reloj, mientras que 64 mil comentaron ahí. Ahora bien, la foto de los lentes de sol llegó a casi 4 millones de “me gusta”. Y es así como el gran jugador gana más dinero.

Un estudio publicado en el periódico español Mundo Deportivo muestra que casi todas las celebridades del deporte venden publicaciones en sus redes sociales. La atención se va justamente para Neymar, quien, de acuerdo con la investigación, cobra 459 mil euros por cada publicación, el equivalente a 10.3 millones de pesos. Es decir, solamente por publicar las fotos con aquella blusa, aquel reloj y aquellos lentes, la cuenta bancaria de Neymar pudo haber crecido alrededor de 30.9 millones de pesos.

Evidentemente, ni Neymar, ni las otras celebridades, ni las marcas que los patrocinan están mal al realizar este tipo de negocio. Es rentable para ambos: unos reciben productos y dinero, otros reciben publicidad, propaganda de personas famosas y admiradas en el mundo entero.

Pero, están mal las personas que creen que esa vida es real. Y no son pocas.

Un estudio realizado por la Real Sociedad de Salud Pública de Reino Unido y por la Universidad de Cambridge (Inglaterra) constató que las personas que dedican dos horas diarias a las redes sociales tienden a desarrollar problemas de autoestima, irregularidad en las horas de sueño, miedo de ser excluido de eventos sociales, incitación al acoso y a las agresiones digitales, aumento de la ansiedad, desarrollo de síntomas depresivos y sensación de soledad.

“Estos jóvenes son más propensos a sufrir problemas de salud mental, sobre todo angustia y síntomas de ansiedad y depresión”, afirman los investigadores.

Gran parte de esos problemas surgen de la comparación que las personas hacen. Por ejemplo: “Ese hotel en el que Neymar está es un sueño, qué pena que no puedo pagar para estar en el mismo lugar”. Ese sentimiento es alimentado tras cada foto nueva, tras cada nuevo video, y las personas pierden la capacidad de distinguir entre lo que es real y lo que es una simple propaganda: la venta de una falsa felicidad.

La mentira de las redes sociales se evidencia justamente en eso: ¿Cuántos son los famosos que publican decenas de imágenes, felices, utilizando productos caros, comiendo en los mejores restaurantes, pero, en realidad, son infelices? Muchos de ellos no logran mantener una relación amorosa, se apartan de su familia, usan drogas y hasta se suicidan. Mientras atraviesan por trastornos que todos los seres humanos enfrentan, el público cree en las redes sociales.

“Según las investigaciones, en algunos países las personas se conectan a internet más de 4 horas diarias, en las que se involucran en actividades como juegos, conversaciones, encuestas y redes sociales. Y, justamente son las redes sociales las que han provocado los mayores cambios en el comportamiento humano”, afirma la escritora Núbia Siquiera. “Todos ya deben haber visto el gran número de personas que viven ilusionadas en las redes sociales, pues la vida que ellas muestran a través de las fotos es muy interesante, pero la vida real es sin gracia”.

Por lo tanto, no crea en todo lo que las redes sociales le muestran. No sea más uno de los engañados que pierden la autoestima por no vivir de acuerdo con las fotografías publicadas por las celebridades. Antes, busque la real y verdadera felicidad, que solo puede encontrarse con Dios. ¿Tiene dudas sobre cómo hacer eso? Visite hoy mismo la Universal más cerca de su casa y descubra cómo ser feliz.

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/03/30/las-redes-sociales-y-el-peligro-de-la-falsa-felicidad/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games