¿Qué tipo de persona eres?

¿Qué tipo de persona eres?

Por Ana Odonel

Durante la Palabra Amiga transmitida recientemente, el obispo Edir Macedo destacó que solamente hay dos tipos de personas en este mundo: una que es alma viviente y otra que es espíritu vivificante.

El primero tiene origen adámico, por lo tanto posee la naturaleza de Adán y Eva. El segundo es espiritual, que es la persona nacida del Espíritu Santo.

“Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante.

Mas lo espiritual no es primero, sino lo animal; luego lo espiritual.

El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo. “ 1 Corintios 15:45:47

Es decir, todos nosotros tenemos un origen terrenal hasta que tengamos una experiencia del nuevo nacimiento, en ese momento nos convertiremos en espíritus vivificantes.

El obispo aclara que la persona que es alma viviente es sentimental, movida por sus emociones, cuyas decisiones y elecciones son hechas en base a la voz del corazón.

Si tu reconoces que aun eres alma viviente y deseas convertirte en espíritu vivificante comienza ahora mismo a vivir en obediencia a la Palabra de Dios, entrégate totalmente a Él y, seguramente, el Espíritu Santo generará en ti el milagro del nuevo nacimiento.

“El último Adán, que es Jesús, generó Espíritus Vivificantes. Jesús fue generado por el Espíritu Santo y, por la fe, generó también, por medio del Espíritu Santo, personas que son espíritu vivificantes “, destacó el obispo.

El resalta también que cuando el Señor Jesús afirma que el nacido de la carne es carne y lo que es nacido del Espíritu es espíritu quiere decir que el nacido de la carne es alma viviente y lo que es nacido del Espíritu Santo es espíritu vivificante.

A ejemplo de una lombriz que vive de la tierra, todas las personas que no nacieron del Espíritu Santo son terrestres, explica el obispo: “Si usted rompe una lombriz va a encontrar tierra dentro de ella, porque ella es terrena y nada puede cambiar su condición. Pero el ser humano que es terreno, que está sujeto a sus deseos, voluntades y temperamentos, que anda de acuerdo con los sentimientos, cuando él tiene un encuentro con Dios, el Espíritu Santo hace generar en él la naturaleza del Señor Jesús, que es la naturaleza espiritual “.

El hecho de ser una buena persona no cambia su condición de alma viviente, su naturaleza sigue siendo terrena, una naturaleza egoísta que la hace ver sólo a sí mismo y querer satisfacer sólo sus caprichos, característica propia de aquellos que son de la tierra. “Si usted sabe que es una persona egoísta entonces sabe que no es nacida de Dios”, concluye el obispo.

Pero la persona nacida del Espíritu Santo es fuerte. En el desierto, sufre aflicciones, injusticias, calumnias, pasa por los hornos de la vida, pero nada logra destruirla porque ella es espiritual, es decir, ella es espíritu vivificante y brota agua viva dondequiera que esté. Sea donde sea ella refleja la imagen del Altísimo.

Participa en las reuniones del Encuentro con Dios, todos los domingos en Av. Revolución 253, Col.  Tacubaya , o en una Universal cerca de ti. Consulta aquí las direcciones.

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/03/14/que-tipo-de-persona-eres/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games