Si piensas visitar Acapulco, ¡esto podría interesarte!

Si piensas visitar Acapulco, ¡esto podría interesarte!

Por Redacción Periódico

Con una superficie de más de 2 mil m2, la Catedral de la Universal en Acapulco alberga a un aproximado de mil doscientas personas. Además, este lindo recinto cuenta con elevador, estacionamiento, área de cafetería, cuneros y salas adaptadas para los infantes con el fin de brindar comodidad a los acapulqueños y turistas que la visitan.

Sus puertas se abren todos los días de la semana, los 365 días del año y se ha vuelto un lugar que testifica grandes milagros en la vida de los que depositan su confianza en el Autor de la Fe: el Señor Jesucristo. Oraciones y mensajes de fe no pueden faltar en las reuniones que aquí se realizan, pues se cree en fielmente en la promesa que Él dejó:

«Ahora estarán abiertos mis ojos, y atentos mis oídos, a la oración en este lugar: Pues que ahora he elegido y santificado esta casa, para que esté en ella mi nombre para siempre; y mis ojos y mi corazón estarán ahí para siempre» (2 Crónicas 7:15-16).

Si quieres participar en nuestra Universal de Acapulco, acude a Av. Constituyentes núm. 1095, Col Vista Alegre (en frente del Colegio Madrid).

Eres bienvenido y no tienes que pagar nada. ¡Visítanos!

 

 

 

Desilusionada del amor, así conoció la Universal. ¡Ahora está casada!

Antes, me sentía vacía y deprimida debido a los conflictos que había entre mis padres. Como vía de escape, me volví rebelde con ellos y los insultaba. Sin embargo, mi sufrimiento no se limitó a lo familiar, pues también no lograba establecer una relación linda con alguien, iba de desilusión en desilusión… ¡Creía que no habría una solución!

Por su parte y aún sin conocernos, mi ahora esposo era un muchacho que aparentaba estar bien, pero también tenía problemas con sus padres. Me comenta que fueron muchas las veces que deseó que le pasara algo a él para que ellos no pudieran con el sentimiento de culpa y les robaba dinero que ahorraban con tanto sacrificio.

Cada uno por su lado conoció la Universal. En ella, entendimos que si queríamos recibir bendiciones, lo primordial era cambiar nuestro interior. Por eso, nos entregamos a Dios y le pedimos que cambiara nuestra forma de ser y, aunque fue todo un proceso, lo logramos.

Más tarde, ya que el Espíritu Santo habitaba en nosotros, nos conocimos y percibimos que podríamos iniciar una relación sana. Dios nos dio la sabiduría para empezar a planear nuestro futuro juntos y, después de un tiempo, nos casamos. Ahora, ambos somos felices y sabemos que lo más importante es que Él está con nosotros”, Silvia Macedo y Jesús Vaquero.

Quizá te interese: ¿Qué ha hecho para ser feliz en la vida amorosa?

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/03/08/piensas-visitar-acapulco-podria-interesarte/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games