Los tumores son más destructivos de lo que crees

Los tumores son más destructivos de lo que crees

Por Redacción Periódico

Al escuchar hablar de tumores, enseguida pensamos en “cáncer”, pero no todos los casos son iguales. Un tumor es una masa anormal de tejido que ocurre cuando las células se dividen, multiplicándose excesivamente en el cuerpo y puede ser líquido o sólido.

La Organización Mundial de la Salud los clasifica en cinco grupos:

  1. De mama y órganos genitales de la mujer.
  2. Del sistema nervioso.
  3. De los tejidos hematopoyéticos y linfoides.
  4. Del sistema digestivo, incluye al esófago y al estómago.

Existen dos tipos: benignos y malignos. Se originan por medio de virus o por problemas con el sistema inmune del cuerpo. Los síntomas dependen de donde se localice, varía su forma y causas conforme a la edad, sexo o antecedentes familiares y/o hereditarios.

La mayoría no se puede localizar sino por medio de un examen, aunque en algunos casos, es posible observarlos. La probabilidad de cura es elevada si se tratan y detectan a tiempo.

La probabilidad de recuperación depende de diversos factores como la edad tamaño, tipo y lugar donde se localice el tumor.

Ellos ya sanaron… ¿tú cuándo?

María Isabel: “Des hace más de un año, tenía artritis reumatoide. A pesar de que tomaba medicamentos y hacía ejercicios, nada de eso me hacía sentir bien. Tengo poco de venir aquí, pero tocando el Manto Consagrado, pude mover la rodilla sin dolor. ¡Dios me ha sanado!”

“Hace 7 meses, me salió una bolita en el brazo y me impedía levantarlo. Después de haber tocado el Manto Consagrado y de la oración, empecé a sentir un calor en esa parte y, cuando acabó la oración, busqué la bola y ya no la tenía. Dios hizo un milagro en mí”.

“Antes de tocar el Manto Consagrado, duré tres años con dolor en mis tobillos y en las articulaciones, no podía caminar. Fui al médico, tomé muchas medicinas y no pasaba nada. Después de la oración, pude mover las piernas sin dificultad ni dolor”.

Fernando: “Tenía tres meses con dolor en la rodilla. Me costaba trabajo subir y bajar escaleras, pues sentía molestia. Hoy, llegué con molestia, pero determiné que al tocar el Manto Consagrado, sanaría. Así fue, hice una prueba en las escaleras y comprobé mi cura.

Te puede interesar: ¡Levántate y mira hacia adelante!

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/02/21/los-tumores-son-mas-destructivos-de-lo-que-crees/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games