¿No encuentras salida a tus apuros económicos?

¿No encuentras salida a tus apuros económicos?

Por Redacción Periódico

“El Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y nadie cierra, y cierra y nadie abre dice esto: o conozco tus obras. ‘Mira, yo he puesto delante de ti una puerta abierta que nadie puede cerrar’…” (Apocalipsis 3:7).

Si estás en determinado lugar y una puerta se cierra sin que la podamos abrir, le hablamos a un cerrajero para que nos ayude. Es hasta cierto punto desesperante esperar a que llegue, pues a veces tenemos prisa y por más apurados que estemos, en ese momento, dependemos del cerrajero. Pero ¿qué pasa si lo que quieres abrir es la puerta hacia el éxito y no tienes la llave? ¿A quién acudes?

Tal vez te esfuerzas por tener la vida financiera que siempre has soñado, te desvelas, te abstienes de lo que quisieras comprar, todo para poder gozar del fruto de tu trabajo, pero en lugar de eso, aunque haces tú parte, el sueldo que ganas apenas te alcanza para sobrevivir.

Imagínate que entras a la tienda de tu elección, escoges lo que más te gusta y pagas sin pensar que te vas a quedar sin dinero por darte ese lujo. Suena bonito, ¿no?

Quizá eres profesionista, con una licenciatura, pero hay algo que te falta para despuntar. No lo dudes, ven este lunes a recibir la Llave para el Éxito y comprueba por ti mismo que la sociedad con Dios es lo mejor que puedes hacer para crecer en el ámbito financiero.

 

Salieron de los apuros económicos

Pedro: “Participando en las reuniones del Congreso para el Éxito, la semana pasada, me dieron la buena noticia de que gané un juicio de un terreno que estaba trabado desde hace seis años. Fue mucho tiempo de espera, pero Dios me respondió porque no dejé de perseverar. Aquí me enseñaron como hacerlo, obedecí y determiné la victoria”.

Julia: “Tenía una deuda de más de dos millones de pesos. La situación era grave porque en la hipoteca estaban las escrituras de mi departamento y podría perderlo. Además, teníamos una propiedad que no podíamos vender y al poner mi fe en acción los lunes, las puertas se me abrieron: la vendí y pagué mi deuda por menos de lo que debía. Aquí traigo mi certificado de no adeudo que lo demuestra”.

Sigue leyendo: Tú eliges, Dios actúa

   

comentarios

[fbcomments url="http://universal.org.mx/2018/02/16/no-encuentras-salida-tus-apuros-economicos/" width="100%" count="off" num="3" countmsg="wonderful comments!"]

Free WordPress Themes, Free Android Games